fraterna

 

 

Es mediante las dos siguientes formas:

 

1. A todos los sacerdotes diocesanos que son enviados por sus Obispos a residir en el Pontificio Colegio Mexicano en Roma se les paga el boleto de avión por ocasión única. El grupo normalmente consta anualmente de unos 50 presbíteros, quienes parten en el mes de agosto.

2. En el caso de las diócesis más necesitadas según un estudio socio-económico y la lista actualizada por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) se les apoya con los gastos de hospedaje, estudios y manutención.