Tehuacán, Pue., julio de 2020

Pbro. José Antonio Manilla Hernández
Historia de mi Vocación
A 16 Junio de 2020.

Nací:  el día 27 de octubre de 1973 en la ciudad de Apizaco, Tlaxcala, México.
Soy de la Diócesis de Tlaxcala, México.
Actualmente desempeño mi ministerio sacerdotal en el: Seminario Mayor de Tlaxcala como asesor de Teología y prefecto de estudios de filosofía y teología.
Mis padres: José Antonio Manilla Huerta (vivo)
        Higinia Hernández López (viva).

Soy el tercero de cuatro hermanos.
Mis padres siempre han sido católicos, ejemplares de vida espiritual. Nos educaron en valores de la vida espiritual, humana, de acuerdo a su capacidad. Mis padres no estudiaron, pero sí trabajaron mucho por la educación de nosotros, los hijos. Mis hermanos todos tienen profesión, la mayor (hermana) es Lic. en Educación Especial; después, una hermana que murió de recién nacida, y postriormente seguí yo. Luego mi hermano de profesión Médico. Todos mis hermanos están casados por lo civil y por la Iglesia.
Desde muy pequeño, cuando iba en la primeria, mi inquietud era ser sacerdote, como decía a mis padres “para salvar almas”. Ellos me fueron educando y viendo las diferentes profesiones que había en ese tiempo, pero siempre respetando mi inquietud por querer ser sacerdote desde pequeño.
Siempre tuve la oportunidad de vivir mi niñez jugando con mis primos y vecinos; también, desde pequeño, mi papá me enseñó a trabajar, siempre me decía como ganarse el pan de cada día.  
Terminado la secundaria, quise entrar al Seminario y mis padres respetaron mi inquietud. Es así como pedí informes y entré al Seminario de Tlaxcala.
Ahí, en el Seminario, comencé a estudiar la preparatoria, en donde aprendí a descubrir muchos valores que tenía en todos los aspectos académicos, espirituales, humanos, culturales; la experiencia que tuve  en el Seminario Menor fue el despertar de todas las cualidades que iba descubriendo. Claro, también con altibajos comunes de adolescente.
Ya en el Seminario Mayor fui discerniendo más mi vocación, también con unos episodios de falta de madurez, muchas veces por falta de dirección espiritual que no llevaba en orden y a tiempo. Pero lo que sí estoy seguro es que el Seminario Menor me marcó mucho para vivir el Seminario Mayor en los estudios de filosofía y teología.
También la experiencia de un año de servicio, después de primero de teología me ayudó aún más para ir consolidando mi vocación. Mi año de servicio lo viví apoyando al padre encargado de la economía del Seminario. Por lo tanto, era donde tenía que estar pendiente en varios trabajos del Seminario, como en el campo de labor, en los animales (vacas, borregos cerdos), en el invernadero, y en los alimentos de todos los seminaristas tanto del Seminario Mayor como Seminario Menor.
Terminado mi año de servicio (después de primero de Teología), en segundo de teología recibí el ministerio de Lectorado, después, en cuarto de teología, recibí el ministerio del Acolitado, con la ayuda de los padres formadores que iban en curso. Al cursar 4º de teología, en el segundo semestre, recibí el Orden de Diaconado, y al terminar los estudios de teología hice un año de servicio de Diácono, prestándolo como formador en el Seminario Menor.
Tanto en los estudios de filosofía y teología, hice exámenes correspondientes de ad universa y un ensayo de trabajo de investigación de filosofía y teología. Recibí el Orden sacerdotal el 19 de mayo de 2002, en la Catedral de Tlaxcala.
Estuve de vicario parroquial en diferentes parroquias de la Diócesis, alrededor de 13 años, donde iba consolidando mis primeros años de sacerdocio. Al mismo tiempo, tuve algunos cargos de la Diócesis como:
Encargado diocesano en la Pastoral de Migrantes, específicamente en la ciudad de Apizaco, que es el paso del tren, donde pasaban centroamericanos. Fui el primer sacerdote encargado para comenzar esta pastoral en nuestra Diócesis, donde también tuve grandes experiencias con migrantes de diferentes países centroamericanos.
Después fui Encargado diocesano del  ovimiento “Catequesis familiar”, en donde, por un periodo de tres años, las familias estudian y comprenden los valores humanos y espirituales de cada miembro de familia, en medio de crisis familiares; me agradó mucho esta experiencia donde estuve más cercano a muchas familias conociendo sus retos e inquietudes, pero también conociendo sus tristezas, sus preocupaciones.
En el año 2015 empecé a ser Párroco con una nueva experiencia de pastor al frente de una comunidad. Tuve sólo dos parroquias a mi cargo. Que también me han ayudado mucho a consolidar mi sacerdocio.
Después, en el mes de julio de 2018, el Sr Obispo, Julio César Salcedo Aquino, me asignó ser Prefecto de estudios del Seminario Mayor de Tlaxcala, en Teología y Filosofía, y, al mismo tiempo, como asesor en el área de teología. La experiencia de los años, como vicario y párroco, me ha dado tener algunas bases para llevar a los seminaristas en su formación y así aportar bases para que ellos sean buenos pastores de la Iglesia local de Tlaxcala.
En mis intereses presentes, en esta experiencia de mis 18 años en el sacerdocio y en las diferentes etapas de mi vida, he descubierto que, gracias a la formación, va uno adquiriendo la experiencia y transmitiendo las cualidades y los dones al Pueblo de Dios por medio de este servicio que Dios me ha encomendado, por medio del ministerio del orden sacerdotal, y con las herramientas que Dios me ha dado para servir con amor al pueblo de Dios, que me va en comendado en mi Iglesia particular.
Cabe mencionar que, viviendo la presencia de los migrantes, el trato con ellos de una manera directa, me hizo recapacitar en la necesidad de una sólida formación, la necesidad que como pastores de un lugar nos compromete a estudiar, a formarnos, pero en primer lugar a formarse uno mismo
Trabajando en la pastoral de la familia, me ayudó a comprender la necesidad que tiene cada familia de un consejo espiritual, de una palabra de aliento; esto me anima a formarme en todos los sentidos, para así poder dar lo mejor de uno mismo. Es por eso que me interesó estudiar Master en Psicoterapia Espiritual; al tener esta herramienta, me ayudó en primer lugar a integrarme a mí mismo, a conocer mis debilidades, mis fallas, pero también a conocer mis fortalezas, mis planes a futuro.
Durante el tiempo de estudio de la psicología espiritual, en su duración de dos años, recibí al mismo tiempo terapias durante esos dos años que me ayudó muchísimo en mi vida personal y también, para posteriormente, ayudar a los fieles de mi parroquia por medio de consejos, guía espiritual y también como párroco. Me ayudó mucho estar cerca de los fieles, pero al mismo tiempo como terapeuta, ir conociendo incluso la forma de pensamiento no solo personal sino de cada fiel que se acercaba a mi persona.
Todos estos son intereses presentes, que han surgido de las experiencias con los migrantes, los movimientos familiares y con los fieles de las diferentes parroquias de la Diócesis, como vicario y como párroco
Puedo decir que también me ayudó mucho esta herramienta en el sacramento de la reconciliación y a tener mejores bases, como pastor y guía.
Estos intereses que voy viviendo me han ayudo también como formador en el Seminario, en la formación de los futuros sacerdotes. Me ha ayudado a comprender a cada seminarista en su formación. No solo conociendo su manera de ser dentro del Seminario, sino conociendo más allá, desde su niñez, el trato con sus papás, sus temperamentos, la personalidad de cada seminarista; la experiencia de los años me ha ayudado en mis intereses presentes.
Ahora que quiero y deseo estudiar este campo de formación; deseo tener más hermanitas para la formación de los seminaristas; este plan a futuro me hace descubrir que teniendo buenas herramientas empezando con uno mismo y estudiando , puedo descubrir con la experiencia de los años de sacerdote que es necesario prepararse para así formar bien a los futuros sacerdotes, donde el joven seminarista irá desarrollando su personalidad, su formación en todos los valores morales, espirituales e intelectuales para un mundo mejor y para  servir a la Iglesia particular desde su entorno
Ahora quiero tener esta experiencia en estos estudios para seguir formándome, al mismo tiempo consolidando mi experiencia sacerdotal, en la formación humana, espiritual e intelectual, para dar al pueblo de Dios desde mi experiencia de fe y conocimientos en la formación de los futuros sacerdotes, y así transmitir y saber con sólida formación al pueblo de Dios que se me encomienda, para servir con alegría y entrega.
En el seminario mayor entre seminaristas y padres formadores somos 63,  nuestro nivel socioeconómico es medio-bajo. En el aspecto sociocultural, la ventaja es que todos somos de la misma diócesis tenemos las misas raíces y compartimos nustras culturas y tradiciones que tiene nuestro estado , ante todo siempre viviendo la sencillez con nuestro pueblo, estar cercano a las comunidades en todos sus aspectos culturales, pero al mismo tiempo no perdiendo la identidad de nutras cultura tlaxcalteca  aprovechando esa cultura para evangelizar en nuestra propia diócesis, Tlaxcala tiene mucha riqueza en su sencillez su cultura y tradiciones.  

Los proyectos que he realizado en mi experiencia sacerdotal me han ayudado a vivir cada día consolidando más mi sacerdocio. Es por eso que en mis planes de seguir estudiando y actualizándome me ayudaran en primero lugar a ser una persona íntegra, a cuidarme a mí mismo para así dar lo mejor a donde el lugar que se me encomiende realizar con todo entusiasmo mi tarea pastoral poniendo todas mis capacidades y cualidades que Dios me ha dado y que voy descubriendo que Dios me va dando las herramientas necesarias para trasmitir el evangelio, es por eso que a mi regreso  tendré una herramienta más para la formación de los futuros sacerdotes.

Como anécdota  compartiré una  pequeña parte:  cuando tenía entre 4 y 5 años de sacerdote, el Sr obispo me dio el cargo diocesano de la pastoral de Migrantes  me lo dio para que lo atendiera,  porque ya desde que estaba de vicario parroquial vi la necedad de apoyar a los migrantes que pasaban por la parroquia y empezaba como vicario apoyar a todas esas personas, dándoles un pequeño alimento, un descanso, y un baño, por lo que me ponía a buscar en fondas de comida que me dieran  3 comidas gratis para los  migrante y así lo hice también en los baños públicos  que mediaran 3 pases por día . también buscaba   en algunas ocasiones para donde descansaran los   migrantes.  y lo bueno es que las personas si me apoyaban, pero al mismo tiempo les daba una pequeña catequesis a los migrantes.  Que también ya iba buscando un terreno para hacer la casa del migrante a empezar a donde iban a quedar. También en algunas ocasiones tenía con la propia comunidad algunos disgustos porque no querían que hiciera la casa del migrante. Por todas las situaciones. Aunque algunas veces por dentro tenia temores porque algunos eran de carácter fuerte u alguno llegaba con olor a algún estupefaciente, pero siempre me encomendaba a Dios. pero lo importante que desde mi sacerdocio como pastor se me sentía bien, porque estaba haciendo una pequeña tarea a quien no solo necesitaba comer, descansar o bañarse, sino que también les daba un pequeño mensaje de la palabra de Dios. Así como José y María fueron migrantes, pero obedientes a la voluntad de Dios Padre. Es por eso que el señor obispo en su tiempo me nombro como encargado diocesano de la pastoral de migrantes o movilidad humana.

Me siento agradecido porque fui el primero en iniciar esta bonita tarea, que ahora gracias a Dios ya hay en nuestra diócesis casa del migaste, con la ayuda de poco a poco de sacerdotes que fueron pasando como encardados de esta pastoral; que hoy en día recibe un aproximado de 15 a 75 migrantes diarios. la mayoría son de Centroamericanos. Recuerdo que solo una vez los acompañe arriba en el tren que fue una distancia corta pero que vivi una gran experiencia cercana.

De Antemano agradezco a FRATERNA I.A.P  y de su patronato el apoyo que tienen a bien brindarme. Quedo a sus órdenes y Dios bendiga su gran labor.


Estudios
1) Primaria, Xicoténcatl, Apizaco            1979 a1985
2) Secundaria, Técnica #9 Apizaco            1985 a 1988
3) Preparatoria, Miguel Hidalgo (Seminario Menor)     1989 a 1992
4) Curso Introductorio (seminario de Tlaxcala)         1992 a 1993
4) Filosofía (Seminario de Tlaxcala)            1993 a 1996
5) Teología (Seminario de Tlaxcala)            1997 a 2001

Ordenes:
1. El 08 de diciembre de 1988 recibí el ministerio de Lectorado
2. El 13 de febrero de 2000 recibí el ministerio de Acolitado
3. EL 23 de diciembre de 2000 recibí el Orden del Diaconado por Excmo. Mons. Sr. Ob. Jacinto Guerrero Torres.
4. El 19 de mayo de 2002 recibí el Orden de Presbiterado por Excmo. Mons. Sr. Ob. Jacinto Guerrero Torres.

Trabajos Pastorales:
a) Vicario parroquial
San Cosme Xalostoc
San Nicolás Terrenate
Basílica de la Misericordia
San Pablo del Monte
El Carmen, Sta. Ana Chuiatempan
San Felipe Ixtacuixtla
San Luis Huamantla


b) Párroco
Santuario de Loreto, Españita
San Antonio, Atotonilco, Ixtacuixtla

Cargos diocesanos:
Pastoral de Migrantes
Movimiento de Catequesis Familiar
 Actualmente desempeño mi ministerio en el Seminario de Tlaxcala como:
Prefecto de estudios y  
Asesor de Teología

Ciudad Juárez

Víctor Manuel Vega Ortega
Víctor Manuel Vega Ortega

Leer más

 

Ecatepec

Jonathan Arellano Verdejo
Jonathan Arellano Verdejo

Leer más

 

Ciudad de México

Jonathan Arellano Verdejo
Roberto Rojo Botello

Leer más

Querétaro

 

Jhonatan Eduardo Córdova Rodríguez
Jhonatan Eduardo Córdova Rodríguez

 Leer más

Querétaro

 

Miguel Angel Moreno Pacheco
Miguel Angel Moreno Pacheco

 Leer más

 

Guadalajara

Daniel Benavides Preciado
Daniel Benavides Preciado

Leer más

 
Enrique Hernández Galván
Enrique Hernández Galván

 Leer más

 
Jose Emmanuel Gonzalez Loza
José Emmanuel González Loza

 Leer más

 
Víctor Manuel Vega Ortega
Jose Francisco Muñoz Nuñez

 Leer más

Samuel agustin Soto Torres
Samuel Agustín Soto Torres

 Leer más

 

 

Tehuacán

Juan José Herrera Martinez
Juan José Herrera Martínez

Leer más

 

Tijuana

Jonathan Arturo Valadéz Castillo
Jonathan Arturo Valadéz Castillo

Leer más

 

Tlaxcala

José Antonio Manilla Hernández
José Antonio Manilla Hernández

Leer más

Tlaxcala

 

Octavio Sánchez Rodríguez
Octavio Sánchez Rodríguez

 Leer más

Tula

 

José Alfredo Castro Ortíz
José Alfredo Castro Ortíz

 Leer más

 

Tuxtepec

Francisco Javier Salazar Sandoval
Francisco Javier Salazar Sandoval

Leer más

 

Yucatán

Alejandro de Jesús Álvarez Gallegos
Alejandro de Jesús Álvarez Gallegos

Leer más

 

Zamora

Juan Antonio Domínguez López
Juan Antonio Domínguez López

Leer más

 

Zamora


Pedro Rodríguez Madrigal

Leer más

-